Alonso y Maroto salen indemnes en el caso San Antonio

Posted on Actualizado enn

Diario Noticias Alava (28/04/2014)

Alfonso Alonso y Javier Maroto no defendieron el interés público de la ciudad, pero sí favorecieron los intereses del empresario Gonzalo Antón en el contrato de alquiler de los locales de la calle San Antonio. Además, durante el transcurso de la comisión que investiga el asunto, ambos han faltado a la verdad en sus respuestas y han omitido información relevante para el caso”. Son conclusiones recogidas en el dictamen final que el Ayuntamiento aprobó ayer y en el que la oposición “responsabiliza” al exalcalde y al actual alcalde del “nefasto” arrendamiento que hipoteca durante veinte años a la ciudad. El texto salió con los votos a favor de PNV y PSE, la abstención de EH Bildu y la oposición del PP.

Sin embargo, las consecuencias del caso no van mucho más allá de un tirón de orejas para los responsables políticos, que salen, de momento,de rositas, a no ser que en el Pleno algún partido cambie su voto, puesto que la enmienda de la izquierda abertzale para llevar los papeles a la Fiscalía sigue en pie. Ayer, jeltzales y socialistas no la respaldaron porque argumentan que falta documentación en el expediente y que con las pruebas existentes, no hay “ilícito penal”.

Así que, por ahora, aunque la oposición ve responsabilidad política en la gestión del contrato hecha en 2007 por los populares, se contenta con pedir al alcalde que renegocie de nuevo con Antón para rebajar más el alquiler y ver si de alguna forma se puede eliminar la cláusula de blindaje. El PP ya ha respondido que, de momento, no tiene ninguna intención de sentarse de nuevo con el empresario, entre otras razones, porque mejorar las condiciones del alquiler es algo que no está en sus manos. Además, la oposición va a reprobar al alcalde de Vitoria, y pedir que, tanto Alonso como Maroto, dimitan de sus cargos actuales, algo que no van a hacer.

Sigue leyendo aquí.

Anuncios

Conclusiones sobre la comisión de investigación

Minientrada Posted on Actualizado enn

AdiEl Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, con Alfonso Alonso a la cabeza y Maroto como responsable máximo de Hacienda, acordó alquilar el local de San Antonio propiedad de la empresa de Gonzalo Antón, sin concurrencia alguna y sin justificar las razones por las que se omitía el concurso. El precio se actualizaría con base en el IPC más una cifra variable que llegaría hasta los 9 puntos. Además el alquiler quedaría blindado para 20 años, es decir, el Ayuntamiento no podría resolver el contrato sin pagar el importe restante hasta su terminación.

Como consecuencia de dichas desorbitadas cláusulas, el precio total del alquiler del local, que la empresa de Gonzalo Antón lo habría comprado poco antes por 2,7 millones de euros, costaría a la ciudadanía 6 millones de euros, más 1,6 millones de euros por las obras.

Estos y otros despropósitos dieron lugar a una comisión de investigación, que esta semana ha dado por terminado su trabajo. No obstante:

 1.- La Comisión de investigación no ha determinado reconocimiento alguno de responsabilidad política, ni ha generado dimisión alguna. Las arcas públicas seguirán siendo gestionadas por los responsables políticos del contrato.

 2.- La Comisión no ha determinado la nulidad del contrato ni el restablecimiento de la situación patrimonial previa del Ayuntamiento. Consecuentemente, las consecuencias del contrato las pagaremos los ciudadanos y ciudadanas a escote.

 3.- No consta que la Comisión haya estudiado la actividad mercantil de la empresa adjudicataria, o la de su administrador único. Así no se ha investigado si ha habido otros beneficiarios de los despropósitos citados a través de una eventual devolución de favores.

Alfonso Alonso y el peor contrato de la historia del Ayuntamiento de Vitoria (Iker Armentia)

Posted on Actualizado enn

Una comisión de investigación ha concluido que Alonso no defendió el interés público y benefició a un empresario en un contrato firmado a tres meses de las elecciones en las que fue desalojado de la alcaldía de Vitoria.

El actual portavoz del PP en el Congreso de los Diputados firmó un contrato con un blindaje de 6 millones de euros a favor del expresidente del Deportivo Alavés, Gonzalo Antón.

Sigue leyendo aquí.