financiación partidos políticos

Hitzaldia: “Alderdi politikoen finantzabide ez-legezkoa: ustelkeria gune bat”

Posted on Actualizado enn

financiación kartela_eus_500Inés Olaizola NUPeko katedradunak alderdi politikoen finantzabide ez-legezkoari buruzko liburu bat argitaratu du

Egileak dio arrazoiak direla alderdien gastu-maila gehiegizkoa, gardentasun falta eta kontrol publikoaren falta

Inés Olaizola Nogales Nafarroako Unibertsitate Publikoko Zuzenbide Penaleko katedradunak liburu bat argitaratu du: “Alderdi politikoen finantzabide ez-legezkoa: ustelkeria gune bat”. Liburua Tirant Lo Blanch-ek editatu du, eta bertan esaten da finantzabide ez-legezkoaren delitua tipifikatzen duen araubide penal berariazkoa behar dela, dagoeneko hainbat foro juridiko, politiko eta mediatikoetan eskatzen ari den bezala.

Inés Olaizola

Liburuak arazoari aurre egiten dio hainbat ikuspegitatik. Lehenik, Inés Olaizolak Espainiako finantzabide-eredua azaltzen du, eta inguruko beste eredu batzuekin konparatzen du. NUPeko Zuzenbide Penaleko katedradunaren iritziz, alderdien finantzabide ez-legezkoaren arrazoiak dira, besteak beste, alderdien gastu-maila gehiegizkoa eta ez beharrezkoa; afiliatu kopuru txikia; gardentasun falta, eta diskrezionalitatea eta administrazio jarduerako eremu batzuetan egoten den kontrol falta, batez ere kontratazio publikoaren alorrean. Aldiz, zenbait proposamenetan esaten denaz bestera, finantzabide eredua, publikoa edo pribatua, ez da ustelkeria handiagoan edo txikiagan islatzen den arrazoi bat, Olaizolaren arabera.

Liburuaren bigarren parteak hiru kontzeptu bereizten ditu: finantzabide ez-erregularra, finantzabide ez-legezkoa eta finantzabide ustela. Egilearen arabera, hirugarren hau da erantzun penal berariazkoa merezi duena. Argitalpenaren hirugarren parteak gaurko araubide penalak finantzabide ustela zigortzeko dituen aukerak aztertzen ditu. Ateratzen diren ondorioen arabera, gaurko lege penalekin, zigortu ezinezko guneak sortzen dira, eta beraz beharrezkoa da araubide beraraziako bat alderdien finantzatzio ustelaren kasuak zigortzeko.

Komisioen eta dohaintzen arteko bereizketa

Inés Olaizolak, liburuaren bukaeran, proposamen zehatz bat egiten du, bere ustez arazo honen arautze penalak nolakoa beharko lukeen esateko. Alde honetatik, bereizketa egiten du administrazio publikoa sartuta dagoen kasuen  (esaterako, esleipen baten trukean komisio ez-legezko bat jasotzen duen alkatea, eta gero alkateak diru hori bere alderdiari ematen dio, finantzabidean laguntzeko) eta alderdiak dohaintzak zuzenean eta quid pro quo zehatz bat izan gabe jasotzen dituen kasuen artean; bigarren kasu honetan dohaintza egiten duen enpresak giro ona sortzeko egitekoa du, etorkizunean alderdiaren jarrera haren aldekoa izan dadin.

Liburuari amaiera emateko, Inés Olaizolak azpimarratzen du proposamen hauek ez dutela balio izango arazoari konponbidea aurkitzeko, gardentasunaren aldeko eta ustelkeria guztien aurkako zero tolerantziaren aldeko borondate politiko argia ez badago.

Anuncios

Charla: Inés Olaizola sobre La Financiación Ilegal de los Partidos Políticos

Posted on

Notas rápidas sobre las medidas regeneradoras de Rajoy

Prohibir las donaciones a los partidos procedentes de las personas jurídicas traerá como consecuencia que no se establezcan mecanismos de transparencia.

Entre las medidas de regeneración democrática  que Mariano Rajoy propuso ayer en financiación kartela_eus_500el congreso de los diputados hay algunas que se refieren al modelo de financiación de los partidos políticos. Concretamente se propone la prohibición de donaciones a los partidos procedentes de las personas jurídicas. Quiero referirme específicamente a esta medida que también es propuesta por otras formaciones políticas como forma de solucionar los problemas de corrupción que asolan a los partidos.

Creo conveniente hacer unas consideraciones rápidas al respecto por si sirven para algo.

La prohibición no servirá para acabar con las actividades corruptas, sino que a mi modo de ver puede llegar a fomentarlas. El hecho de que se prohíban estas donaciones traerá como consecuencia que no se establezcan mecanismos de transparencia.

Me explico. Si el sistema permite las donaciones de personas jurídicas podremos exigir que se generen mecanismos que permitan a los ciudadanos saber qué entidades financian a los partidos y por tanto, cuando el ciudadano vote a un partido, sepa exactamente qué intereses puede haber detrás. Hay múltiples formas de fomentar la transparencia. Por ejemplo en Alemania, la financiación pública de los partidos depende de la financiación privada que obtengan, de manera que si los partidos no declaran qué financiación privada han recibido, no obtienen financiación pública. Esto se podría introducir en España, probablemente manteniendo una base fija de financiación pública para que los partidos con menores posibilidades de obtener financiación privada pudieran subsistir, así como limitando el nivel permitido de financiación proveniente de personas jurídicas para evitar que determinadas empresas pudieran “capturar” al partido en el gobierno.

¿De verdad creemos que el hecho de prohibir las donaciones de personas jurídicas va a hacer que estas no se produzcan? Lo único que conseguimos con la prohibición es que se consideren innecesarias las medidas de transparencia, y en consecuencia no podamos conocer cuáles son los intereses económicos que pueden estar detrás de las decisiones de los partidos que gobiernan. El problema no está en si los fondos de los fondos son públicos o privados, sino en que los ciudadanos no sepamos quién o qué grupo empresarial financia a una formación política. Con la prohibición generaremos oscurantismo.

Por otro lado, revisando las medidas propuestas, se echa de menos la inclusión de límites a las donaciones obtenidas por las fundaciones. Me parece que las limitaciones no sólo deben ir dirigidas a los partidos políticos (en cuanto a los límites de cuantías, condonaciones de préstamos, publicaciones en la web de las cuentas etc.) sino también a las fundaciones vinculadas a ellos (FAES, IDEAS), porque si no, lo que se prohíbe por una puerta entra por la de atrás, pero sin ser controlado.

Charla: La Financiación Ilegal de los Partidos Políticos: un Foco de #Corrupción

Posted on

financiación cartel_500Se puede comenzar afirmando que la historia se repite. Hablar de financiación ilegal de los partidos políticos es hablar del presente (caso Gürtel), es hablar del pasado (Caso Filesa y muchos más), y probablemente, si no se remedia, será hablar del futuro. Según el último informe elaborado por el GRECO la situación provocada por la financiación ilegal de los partidos políticos en España resulta preocupante por ser uno de los ámbitos donde más actividad corrupta se revela.

Cíclicamente nos encontramos con casos de corrupción relacionados con la financiación de un partido político. Ante estos casos los ciudadanos se indignan y desde el poder político se contesta que se van a tomar medidas. Sin embargo, antes de proponer reformas hay que diagnosticar el problema y conocer sus causas, porque sólo conociendo las causas de la enfermedad podremos atajarla y, lo que es mejor, podremos prevenirla en un futuro.

 Se ha afirmado que lo que falla es el modelo de financiación. En España los partidos se financian mayoritariamente con dinero público, aunque se permite la financiación privada. Se alzan voces que propugnan que se prohíba la financiación privada de los partidos. La discusión respecto al modelo daría para otro comentario, por lo que aquí sólo diré que no creo que el modelo de financiación público o privado favorezca una mayor o menor corrupción en la financiación de los partidos, en mi opinión son otras las causas que generan conductas corruptas en este ámbito y a ellas me voy a referir.

La primera causa, en mi opinión, es el elevado nivel de gasto de los partidos. Resulta evidente la necesidad de reducir y limitar los gastos electorales. Así, se deben acortar las campañas, se debe reducir la cantidad y la grandiosidad de los mítines, se deben eliminar gastos innecesarios como el mailing y se tienen que fomentar espacios gratuitos en los medios. Hay que reducir también los gastos ordinarios, cuyo incremento viene generado por la excesiva profesionalización de los partidos.

La segunda causa es el bajo número de afiliados. Creo que es uno de los problemas más importantes que sufren los partidos en España. Somos el país de Europa con menor número de afiliados. Esto, aparte de demostrar la separación entre los ciudadanos y los partidos, implica un escaso nivel de esta fuente de financiación. Las aportaciones de los ciudadanos es la manera más sana de financiarse, puesto que supone un mayor acercamiento de los partidos a la sociedad. Convendría preguntarse si a los partidos les interesa aumentar el número de afiliados, teniendo en cuenta que un reclutamiento masivo hace más complejo y difícil el manejo del partido por la cúpula directiva.

La tercera causa se encuentra en la tan manida falta de transparencia. Hay enormes dificultades a la hora de fiscalizar las cuentas de los partidos. Es importante indicar que la transparencia no es sinónimo de acceso a la información. La transparencia requiere un paso más: que dicho acceso sea fácil, inteligible y constante. La transparencia debe ser completa, de manera que no sólo se pueda acceder a la cantidad ingresada o gastada, sino al origen de dichos ingresos y gastos. En España nos encontramos con serias carencias en este aspecto relacionadas con deficiencias en el sistema de auditorías internas, falta homologación en la presentación de información financiera de los partidos ante el Tribunal de Cuentas, escasa información en las páginas web de los partidos sobre sus balances, sus cuentas de resultados, etc. Dudo que la recién aprobada ley de transparencia sea suficiente para solucionar todos estos problemas.

La cuarta causa está relacionada con la excesiva discrecionalidad y la ausencia de controles en algunos ámbitos de la actividad administrativa. Concretamente en el ámbito de la contratación pública y en el ámbito urbanístico. Buena parte de la financiación ilegal que reciben los partidos proviene de empresas que buscan con las donaciones decisiones de la Administración que les favorezcan. Debe recordarse que el sistema de listas cerradas provoca que el partido sea el que decida en cada caso quién va en una lista y por tanto decide sobre la vida profesional de sus militantes, ejerciendo una presión muy importante sobre ellos. Además, en España es muy elevado el número de cargos de confianza, que son el puente entre los partidos y la Administración. Ello unido a al ausencia de controles en algunos ámbitos de la actividad administrativa provoca que el partido pueda presionar sobre el empleado público para que tome una decisión en un sentido concreto. Un sistema de listas abiertas, una disminución de los cargos de confianza y un mayo control en los ámbitos de contratación pública reduciría enormemente la posibilidad de actividades corruptas.

A mi modo de ver, si se buscan soluciones para remediar las cuatro causas anteriores, estaremos en el camino para atajar buena parte de la financiación ilegal de los partidos políticos. A partir de ahí podremos valorar si es mejor un tipo de financiación pública o privada o si es conveniente la inclusión en el Código Penal de un delito de financiación ilegal, pero, mientras no se actúe sobre las principales causas que generan la financiación corrupta, esto sólo será un brindis al sol.