PSOE

“A la mafia de #FCC en vitoria-gasteiz le siguen saliendo los números con la basura”

Posted on Actualizado enn

Y da igual quien ostente la alcaldía del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, ya sea el PP (dos veces), el PSOE o el PNV, en cualquiera de los casos a FCC le siguen saliendo las cuentas pagadas con dinero público.

Ante la primera convocatoria de huelga de los trabajadores de la contrata de limpieza, la UTE compuesta por FCC y una filial de la constructora vizcaína Viuda de Sainz S.A., reconoció públicamente que “no pueden cumplir con lo firmado”, llegando a dar incluso una cifra de pérdidas anuales en la contrata de 3,1 millones de euros al año. La realidad sin embargo es que la UTE realizó una oferta económica a la baja de forma consciente para asegurarse volver a adjudicarse este suculento contrato público. En el mundo de esos negocios nadie está para perder dinero, y menos estos tiburones devoradores de contratos públicos millonarios. En este caso, estamos hablando del segundo contrato más caro que tiene suscrito el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, solo superado en cuantía por el alquiler de las oficinas del nuevo Ayuntamiento en San Martín (30 millones anuales se pagan a una UTE de constructoras donde figura, entre otras, la del actual presidente de CONFEBASK).

El segundo contrato más oneroso para las arcas municipales se adjudicó con una oferta a la baja a la misma empresa matriz que consiguió la adjudicación en oscuras circunstancias en el año 2006, de la mano del equipo de gobierno presidido entonces por Alfonso Alonso (PP). El mismo equipo de gobierno que el actual alcalde Gorka Urtaran ha habilitado de facto para la gestión pública, al no recurrir la sentencia absolutoria del Tribunal de Cuentas por el caso San Antonio ante el Tribunal Supremo (en efecto, la sentencia era perfectamente recurrible y una decisión netamente política, que no jurídica, del actual regidor del PNV, es la que le ha dado carpetazo al #alquilerSan Antonio en la vía contable).

 En el proceso de adjudicación de la contrata de la limpieza viaria en la capital alavesa, existen una serie de claroscuros tanto en 2006 como en 2015, resultando en ambos casos beneficiada la misma empresa de la mano de equipos de gobierno del Partido Popular. No es desdeñable apuntar que el propio expresidente (ahora) de FCC admitió haber realizado donaciones a la caja B del Partido Popular.

 Es público, que en 2006, en un hecho sin precedentes para la época en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, las reuniones de la mesa de contratación se celebraron a puerta cerrada en el despacho de Alfonso Alonso sin que el resto de formaciones políticas pudieran participar. También ha transcendido que FCC manejó información privilegiada filtrada por el propio Ayuntamiento. Una alta funcionaria del mismo facilitó previamente información y datos internos a varios directivos de FCC, con los cuales intercambió a posteriori, una vez que dicha empresa se hizo con la adjudicación, diversos correos electrónicos donde se podían leer expresiones que provocan sonrojo, verbigracia: “(…) «Gracias a todos y ¡enhorabuena!» (…) «todo está montado para que salga todo bien y ha existido una buenísima colaboración por todos y un gran trabajo». «¡Somos un equipo por un objetivo común!». Asimismo, la mujer del único funcionario municipal que participó en la adjudicación con peso específico en la evaluación de las ofertas, fue contratada por FCC poco antes de que la empresa obtuviera la contrata de limpieza del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Sin olvidar el paso a la empresa privada de José Antonio Pizarro, teniente de alcalde con Alfonso Alonso, para crear una empresa de asesoramiento medioambiental, cuyo único cliente resultó ser FCC, a la que asesoró de cara a la adjudicación de dicho contrato, además de ser el gran valedor de la compañía para que FCC se hiciera cargo de más funciones “medioambientales” cobradas al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Un hermano de José Antonio Pizarro también fue contratado como responsable del Reutilizagune, un centro vinculado a la contrata de la limpieza de Vitoria-Gasteiz gestionado como no, por FCC. Todo muy green por lo visto.

Pero los claroscuros no terminaron con la adjudicación. La gestión de la contrata, el cobro de trabajos extras, el cobro de trabajos no realizados, en definitiva, el descontrol sobre lo que se adjudicó y lo que en realidad se pagaba desde las arcas municipales era absoluto, a mayor gloria de la que a la postre fue bautizada como “European green capital”. Como muestra de este descontrol, pulsen este link (http://www.eaj-pnv.eus/blog/alvaro-iturritxa-velez-elburgo/cuando-basura-negocio_61_72.html) y lean lo escrito por la mano del ahora mudo Coordinador General del Departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, es decir, el actual responsable político de controlar la eficaz prestación de servicios de la contrata de limpieza viaria del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, Alvaro Iturritxa.

 En 2015, tras años de prórroga en la contrata, pagando ya el Ayuntamiento por encima de lo que se estableció en 2006, se volvió a adjudicar el contrato público y FCC se descolgó con una oferta económica 3 millones de euros por debajo de lo que le venía cobrando al Ayuntamiento (curioso que FCC diga ahora que la contrata le está suponiendo justamente 3 millones de euros de pérdidas anuales, curioso). Y además de la rebaja en la cuantía, ofreció al Ayuntamiento asumir más servicios que los que supuestamente se realizaban en la anterior contrata. ¿Cómo es posible? ¿Con esa oferta FCC estaba reconociendo explícitamente que había estado cobrándole de más al Ayuntamiento un montón de años? ¿Que se podían hacer más servicios de limpieza por menos dinero? Leticia Comerón, concejala en la que delegó el por entonces todavía alcalde de Vitoria-Gasteiz Javier Maroto la adjudicación de la contrata, tuvo muy claro que sí desde el principio. Afirmó Comerón que FCC iba a prestar más servicios por menos dinero y por tanto íbamos a tener una ciudad más limpia por un precio más económico. Que antes se pagara más a FCC por hacer menos le daba exactamente igual. Como les ha dado exactamente igual a Gorka Urtaran, Iñaki Prusilla o Alvaro Iturritxa una vez han tomado estos las riendas del Ayuntamiento. Pelillos a la mar, que se dice. ¿Para qué van a molestarse en levantar las alfombras, para qué poner en práctica ahora que pueden, lo poco que podían hacer desde la oposición para aclarar todo lo que hay detrás de la gestión de la contrata de limpieza? El PNV no tiene voluntad ninguna ni en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ni en la Diputación Foral de Álava/Araba de hincarle el diente a ese hueso. FCC también cobra por la gestión de la planta de clasificación de envases de Jundiz, de propiedad foral, donde igualmente se han denunciado graves irregularidades en su gestión, a las que PNV-PSE-PP continúan haciendo oídos sordos. Así se protege, por ahora, a FCC en el territorio alaves.

Conviene recordar que en pleno proceso de adjudicación de la contrata de basuras en 2015, el entonces portavoz del PSOE en la corporación vitoriana Patxi Lazcoz, le dijo a Leticia Comeron en persona y ante testigos que tenía “grabaciones” que desvelaban que la edil delegada por Javier Maroto para la adjudicación del jugoso contrato, se había estado reuniendo con directivos de FCC y el anteriormente mencionado valedor de la compañía José Antonio Pizarro. El objetivo de esas supuestas reuniones no sería otro que el de amañar el pliego de condiciones con el objetivo que FCC repitiera en la adjudicación del contrato. Leticia Comerón lo negó todo rotundamente y desafió a Patxi lazcoz a hacer públicas esas grabaciones bajo la amenaza de que si no lo hacía, presentaría una querella criminal contra él. Pues ni lo uno, ni lo otro. Ni Lazcoz ha hecho públicas esas “grabaciones” ni Leticia Comeron ha presentado querella criminal alguna (entre bomberos no deben querer pisarse la manguera).

 Las elecciones municipales del 2015 llegan con todo atado y bien atado para FCC, daba igual quien las ganara, la compañía ya tenía asegurados otros ocho años más de prestación de servicios, eso si, ofertados a la baja supuestamente. Las personas responsables de las citadas irregularidades en la adjudicación anterior, continúan en plantilla y de nuevo han sido los avaladores técnicos de la limpieza, valga la redundancia, en el proceso de renovación de la contrata. Los que han mutado sin embargo, son los actuales responsables políticos que se supone que tienen la sartén de FCC cogida por el mango. Amagaron con tirar de la manta cuando Iñaki Prusilla, edil del PNV, dijo aquello de que tanto el Partido Popular como Leticia Comerón, tenían mucho que callar sobre el tema. O cuando Gorka Urtaran realizo aquellas otras declaraciones donde denunciaba, sólo de palabra, que en la anterior contrata, se pagaba por trabajos no realizados, es decir, que se malversaban fondos públicos. Pero todo esto a FCC le resbala por completo y continúa haciendo y deshaciendo a su antojo porque sabe que en Vitoria no hay actualmente voluntad política suficiente para investigar sus desmanes, como por ejemplo en Badalona o Barcelona (http://economia.elpais.com/economia/2016/11/21/actualidad/1479737886_892494.html o http://economia.elpais.com/economia/2017/05/01/actualidad/1493635671_126545.html).

Y todo parece indicar que el actual equipo de gobierno formado por el tándem PNV-PSE, junto a la inestimable colaboración del PP, va a seguir permitiendo que la compañía campe a sus anchas, ya sea incumpliendo sentencias laborales que han ganado los trabajadores en los tribunales, ejecutando despidos excusándose en casos de absentismo que no se ajustan a la realidad, ahorrándose la contratación del número de trabajadores a los que está obligado por convenio, o bien contratando el doble de personal técnico del que se le permite por convenio, incluyendo en nómina del Ayuntamiento a cargos directivos de FCC. Y en esas prácticas de FCC, en ese know-how de FCC en Vitoria-Gasteiz, está la clave de la renovación a la baja del contrato de la limpieza.

 ¿Por qué le hace FCC al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz una oferta económica a la baja que resulta insostenible para su negocio según reconoce la propia compañía ahora?

 La única hipótesis que se nos ocurre para responder a esa pregunta, es que FCC ofrece a sabiendas “perder” dinero por un lado, para ganarlo por otro lado amparado en la protección de los políticos de turno. No hay más tela que cortar. Algo huele a podrido en la contrata de limpieza del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y tenemos muy claro que no son los trabajadores. Un Ayuntamiento honesto con sus ciudadanos debe dejar de tratar con empresas vinculadas a las prácticas mafiosas del denominado “cártel de las basuras”, que se han repartido el pastel de los contratos públicos a lo largo y ancho del Estado. Un Ayuntamiento decente ha de dejar de ser cómplice de estos mafiosos, debiendo impedir en todo caso que se haga negocio de manera fraudulenta con el dinero de todos los ciudadanos.

El Tribunal de Cuentas del Estado no ve posible recuperar las ayudas a #Epsilon e #Hiriko

Posted on Actualizado enn

El Tribunal de Cuentas del Estado español ha detectado «deficiencias» y «carencias» en varias ayudas concedidas por distintas administraciones, entre ellas los gobiernos de Madrid y Lakua, a los fallidos proyectos automovilísticos Epsilon e Hiriko, y apunta que no se podrán recuperar tras la quiebra de ambas sociedades.

 @naiz_info |Madrid |14/01/2016

El informe fiscalizador, aprobado por el pleno del Tribunal de Cuentas el pasado 22 de diciembre, analiza el conjunto de ayudas, avales, préstamos y convenios, así como cualquier fórmula de apoyo económico otorgadas por los gobiernos de Madrid y Lakua, así como por las diputaciones, tanto a Epsilon como a Hiriko, que recibieron alrededor de 64 millones de euros en ayudas públicas.

La auditoría llegó al Parlamento autonómico el pasado lunes y fue una de las peticiones del dictamen de la comisión de investigación que analizó las ayudas y atribuyó responsabilidades políticas a cargos del PNV por declarar como estratégicos unos proyectos sin tener «sólidos» fundamentos industriales y sabiendo que existía un riesgo alto de que no lograran sus objetivos.

Ahora, el órgano fiscalizador observa «diversas deficiencias» a la hora de exigir la adecuada justificación de los fondos, así como «incongruencias» en varias líneas de ayudas concedidas.

Especialmente menciona un convenio firmado en junio de 2010 por el Ministerio español de Ciencia e Innovación, cuando gobernaba el PSOE, por el que se concedía a Epsilon una subvención de 1,5 millones sin indicar en qué líneas de investigación se enmarcaba el proyecto ni establecer garantías «pese a la actividad discontinua» de la sociedad, que quebró y entró en concurso de acreedores.

También analiza otro convenio entre ambas partes firmado el 20 de junio de 2011 por 2 millones. En este caso el Tribunal de Cuentas afirma que las «carencias y deficiencias» observadas son iguales al anterior y destaca que se firmó «a pocos días de la declaración judicial de concurso de Epsilon», que «ya había comunicado al juzgado la imposibilidad de atender con normalidad sus obligaciones».

Respecto a los apoyos procedentes de la CAV, el Tribunal de Cuentas afirma que no hay informes que justificaran la «necesidad u oportunidad» del contrato de arrendamiento de unos pabellones con opción de compra firmado entre la sociedad pública vasca Sprilur y Epsilon.

Añade que no se han acreditado los motivos por los que el Parque Tecnológico de Araba realizó en 2009 una cesión de rango hipotecario a favor de Epsilon, algo que «no puede considerarse acorde al objeto social» del citado parque.

Denuncia «deficiencias» en convenios firmados entre el Ministerio de Ciencia y la sociedad Afypaida, empresa matriz de Hiriko, y habla de «falta de prestación de garantías en el pago anticipado».

Asimismo indica que hay ayudas del Gobierno de Lakua otorgadas a Hiriko que superan «el porcentaje de subvención máxima prevista» y en cuya documentación no se deduce que el proyecto cumpliera con las condiciones necesarias para obtenerlas.

El Tribunal también hace recomendaciones en su informe y emplaza a los órganos gestores de las ayudas a realizar un «análisis más profundo» de la situación económico-patrimonial de los beneficiarios para poder exigir garantías de los fondos públicos entregados.

Además considera que deberían establecerse «fórmulas de coordinación» entre las distintas administraciones públicas cuando están subvencionado el mismo proyecto para «garantizar la racionalidad y eficiencia en el uso de los fondos» y que se reclamen mayores garantías en el caso de que se observen «dificultades» en el desarrollo de los proyectos presentados.

El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas también analizó las ayudas a Epsilon concedidas por las instituciones vascas y concluyó que fueron concedidas con arreglo a la normativa vigente, aunque en algunos casos hubo contratos suscritos al margen de los principios de publicidad y concurrencia y consideró «insuficiente» el control a posterior de algunas ayudas.

Este informe abrió una crisis en el seno de este órgano fiscalizador, ya que el entonces presidente, José Ignacio Martínez Churiaque, denunció que su borrador había sido modificado y que se habían «eliminado» prácticamente todas sus conclusiones.

Tapia defiende que hubo «información suficiente»

La consejera autonómico de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, ha asegurado que el Ejecutivo tuvo «información suficiente» sobre Epsilon e Hiriko.

«Vamos a analizar muy bien lo que dice el informe y haremos la alegaciones correspondientes, como se hace en cualquier caso», ha comentado en Radio Euskadi, y ha insistido en que las ayudas se gestionaron «exactamente igual» que en cualquier otro proyecto.

EH Bildu reclama «medidas efectivas»

Por su parte, EH Bildu ha reclamado« medidas efectivas para que no se vuelvan a repetir irregularidades». El portavoz la coalición en las Juntas Generales de Araba, Kike Fernández de Pinedo, ha informado de que ha presentado una pregunta dirigida al diputado general, Ramiro González (PNV), para conocer si tiene previsto reclamar las cuantías que la Diputación alavesa concedió a estos proyectos.

«No podemos olvidar que estas ayudas se otorgaron durante la última legislatura del PNV en la Diputación Foral de Álava y que la institución foral fue avalista de la fallida operación de Epsilon e Hiriko en el Parque Tecnológico de Álava, que se saldó con una deuda de 16 millones», ha recordado.

Más de tres años esperando a que el PNV pase por caja en Álava via

Posted on Actualizado enn

EUSKIZOFRENIA

Álava no ha dejado de ser franquista desde la rebelión del dictador Franco, hace 75 años. Aquí sólo ha gobernado la derecha sociológica. Incluso así puede interpretarse del efímero paso de los “socialistas” por la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria. La diferencia entre el PNV, el PP y los “socialistas” de corte democristiano que gobiernan el partido desde la purga que hubo en el PSOE a comienzos de los años 80 son mínimas. ¿Objetivo? Conservar el poder a toda costa.

Que alguien me explique qué diferencias programáticas hay entre el PNV y el PP. Si acaso, una bandera. Y los “socialistas” le han cogido gusto a esto de gobernar ahora y que gobiernen sus hijos en el futuro. Saben de lo que hablo, ¿verdad?

El PNV ha llevado con mano firme las riendas de Euskizofrenia durante treinta años. Franco tuvo 40 para atar mejor las cosas. El PNV se ha topado con la codicia de sus gentes y los tribunales de justicia. Bien es cierto que desde la óptica alavesa, sería injusto meter a José Ángel Cuerda y otros insignes políticos y políticas del PNV en el mismo saco en el que han caído los militantes del partido supuestamente pringados en el escándalo levantado el 17 de marzo de 2010. Es tan intrincada la trama de presunta corrupción que ya no sabemos ni cómo llamarla: CASO DE MIGUEL, CASO MIÑANO, CASO ESPIONAJE DEL PNV…

Por si fuera poco, El PNV se ha acartonado con la irrupción de Bildu primero y Amaiur después en la escena política vasca. El PNV es más que un partido, es una forma de entender la vida, la familia, la política y los sueños de la patria anhelada. Si el objetivo de un partido nacionalista es alcanzar la independencia, al PNV le ha salido un competidor que le está echando la paja meada. Bildu ya les pasó por encima en Guipúzcoa en las elecciones de mayo. Ahora, con el refuerzo de Aralar, Amaiur puede repetir éxito. Vizcaya sigue siendo el feudo del PNV, pero ¿hasta cuando? Y en Álava el partido se hundió en medio de la vergüenza de haber criado y amamantado una red de corrupción, clientelismo y negocios sucios cuyo sumario sigue engordando en el Palacio de Justicia de Vitoria.

¿Quieren detalles? Rescato una entrada de Euskizofrenia datada en la primavera de 2010. Hoy día, hay muchos nuevos datos. Algunos nuevos nombres se han unido al sumario. Desmontar una red de supuesta corrupción es muy difícil. Que se lo digan a los jueces que condenaron a José Luis Bilbao a 8 años de inhabilitación por el caso Azpiegitura. No los cumplió y ahora es Diputado General de Bizkaia. Que se lo digan a los jueces que pillaron a los hermanos Bravo llevándoselo calentito en la Hacienda de Guipúzcoa. He aquí una lectura aproximada de la red de presunta corrupción de Álava: Sean benevolentes porque lo único que hecho ha sido copiar y pegar. Se titulaba: “ETXABURU-KATAIA: LOS SUPOSITORIOS DEL PNV”…

JON IÑAKI ETXABURU-URBANORMA CONSULTING. En esa conexión puede estar la clave que ha llevado al juez de Vitoria Roberto Ramos a imputar a 8 personas en una presunta trama de corrupción en el PNV de Álava, el “CASO SUPOSITORIO”. Jon Iñaki Etxaburu es uno de los ocho detenidos en la operación policial del Día de San Patricio. Es bilbaíno, afiliado al PNV y asiduo del batzoki vitoriano de Santa Bárbara. Está adscrito a la misma Junta Municipal del “partido-guía” a la que pertenece Iñaki Gerenabarrena, número 1 del PNV en Álava. La imagen de Gerenabarrena se hizo muy popular cuando ocupó la Consejería de Agricultura del Gobierno de Ibarretxe y no abandonó su sempiterna mochila al hombro. ¿Qué hay dentro de esa mochila?… Leer el resto de esta entrada »